1 Mar 2017

Earth-2050: un vistazo al futuro

Proyecto especial Tecnología

¿Quién de entre nosotros no se ha preguntado nunca lo que nos depara el futuro? El ciudadano medio pensará en el próximo mes o año, pero los futurólogos intentan predecir el destino de toda la humanidad y piensan en las próximas décadas y siglos. En Kaspersky Lab hemos decidido intentarlo también.

Nuestros expertos de GReAT y futurólogos se han unido para hacer algunas predicciones que han presentado en el Mobile World Congress 2017 de Barcelona como parte del proyecto Earth-2050. No era la primera vez que nuestro equipo predecía el futuro y muchas de las predicciones se han hecho realidad. Pero estas son muy especiales y pronto sabrás por qué.

Entonces, ¿cómo será el mundo en las próximas décadas?

Un día en la vida de un joven doctor

Estamos en el 2050. Un doctor llamado Tomás duerme. Es muy productivo: años atrás, le hicieron un implante en el cerebro que le ayuda a estudiar mientras duerme. Ya sabe siete idiomas y ahora está aprendiendo el octavo. Cuando se despierte, sabrá dieciséis palabras nuevas y dos tiempos verbales más.

Sin embargo, Tomás decidió ahorrar y adquirir un curso gratuito de idiomas con publicidad. Así pues, por las noches se le transmiten cuatro horas de anuncios directamente a su cerebro. Cuando se despierte, tendrá muchas ganas de ir a la panadería.

Su mañana es muy normal. Se lava los dientes (¡en el 2050 siguen teniendo que hacerlo!), desayuna y lee las últimas noticias por Internet. Su casa parece extraña para los tiempos que corren: no hay pantallas en ninguna parte. En su lugar, Tomás utiliza lentes de contacto inteligentes para navegar por Internet, por lo que las imágenes aparecen justo en sus ojos.

Después de desayunar, Tomás sube al coche y lo arranca con un simple gesto gracias al chip que lleva implantado en la mano. El chip almacena su pasaporte y otros datos identificativos. El coche saluda al propietario con la ruta para ir al trabajo (la cual incluye una parada en la panadería).

De camino, Tomás habla con su amiga mediante la ayuda de las lentes de contacto inteligentes. Le gusta su nuevo corte de pelo y su elegante barba. Sin embargo, Tomás no ha cambiado su apariencia (tan solo ha añadido estos rasgos a su imagen virtual).

Tras una parada para tomar café, Tomás se reúne con Tomás-2 en la oficina. Tomás-2 es el asistente virtual que le ayuda a hacer su trabajo. Ya ha firmado varios documentos para la oficina de personal y ha comprobado que los robots médicos lo han mantenido todo bajo control. Todos los pacientes están bien, por lo que Tomás ya puede empezar a pasar consulta a nuevos pacientes.

Tomás vive en Barcelona, pero su primer paciente, Herr Müller, está en Munich. Se conectan a través de un canal privado y protegido usando las mismas lentes de contacto. Herr Müller tiene un robot médico en casa que realiza análisis de sangre y otros análisis que envía a Tomás. Así, dispone de todos los datos para trabajar.

Al final de su día de trabajo, a Tomás le apetece un descanso. Va al parque antisocial (un lugar en el que cualquiera se puede comportar del modo que quiera y hacer lo que quiera sin que nadie le vea). Hoy, Tomás es Batman. Tiene el exoesqueleto y debe encontrar la forma de salir del Arkham Asylum. Dos horas después, Tomás se va del parqué, cansado, pero satisfecho: pasó al nivel cinco antes de que las cosas se complicaran demasiado.

De camino a casa, envía un comando para despertar a su novia, Tina. Cuando llega, lo recibe con una feliz sonrisa, un beso y palabras cálidas. De nuevo, piensa lo real que parece ella y lo fácil que sería olvidar que en realidad es un robot humanoide. En resumen, ¿no se está convirtiendo él en un robot con todos sus implantes inteligentes?

¡Todo será diferente!

Muchos leerán esta historia con cierto grado de escepticismo. Por ejemplo, el futurólogo Ian Pearson, que nos ayudó con el proyecto Earth-2050, está seguro de que no tendremos asistentes médicos robot en el futuro. Una red neuronal puede sustituir la consulta de un médico, pero el trabajo de los asistentes médicos es diferente: dan apoyo emocional a los pacientes, lo cual es demasiado difícil para un robot. De hecho, cree que los asistentes médicos tendrán más demanda que los propios médicos en el futuro.

Ian también está seguro de que para el 2030 veremos robots con emociones (con más probabilidad, emociones sobrehumanas que resultarían difíciles de comprender para un simple ser humano). En resumen, el futuro no está claro y todos lo interpretamos de forma diferente, aunque solemos estar de acuerdo con las tendencias generales.

Anuncios transmitidos directamente en los cerebros de las personas, suena desagradable, ¿verdad? Por desgracia, es probable que esta predicción se haga realidad. Stefan Tanase, de nuestro equipo GReAT, no tiene ninguna duda de que la privacidad es una parte muy importante de la naturaleza humana. Sin embargo, la hemos otorgado a cambio de los beneficios de la vida digital. Es muy posible que con el tiempo la noción de privacidad se evapore y las personas no la echen en falta porque no sabrán qué es. ¿Te gustaría un futuro así?

Earth 2050: ¡creemos un futuro juntos!

En la página web de 2050.earth, hemos publicado una predicción detallada realizada por los expertos de GReAT y futurólogos de diferentes países para tres décadas: 2030, 2040 y 2050. Básicamente, la web es un globo interactivo: elige una ciudad y mira lo que los expertos predicen para ella y sus ciudadanos. Las predicciones valen para una ciudad, un país o el mundo entero.

Puedes indicar que estás de acuerdo o en desacuerdo con las diferentes predicciones indicando que te gustan o que no te gustan o escribiendo tu propia predicción para ver cuántas personas están de acuerdo con tu punto de vista. Ten en cuenta que nuestros analistas han hecho un buen trabajo haciendo que el globo sea interesante para que puedas estar mucho tiempo rotándolo e investigando las diferentes predicciones. Compruébalo en 2050.earth y ¡bienvenido al futuro!